8 ejercicios para mejorar la vision de forma natural

Muchas personas hacen ejercicio físico pero desconoce los visuales. Aplica estos 8 ejercicios para mejorar la vision de forma natural.¿Debemos hacer ejercicios para la vista?

Sea que tengas algun problema relativo a la visión o no te vendrá muy bien hacer este tipo de ejercicios. Mejorará tu vista de manera notable y, lo mejor de todo es que, lo lograrás de forma natural y sin aplicar tratamientos costosos.

Se ha visto que los ejercicios que te sugeriremos hacer, a continuación, permiten tratar condiciones como cataratas y glaucoma. Lo que si es cierto es que debes practicarlos de manera regular, para poder observar resultados positivos.

8 ejercicios para mejorar la vision de forma natural

8-ejercicios-para-mejorar-la-vision-de-forma-natural

Ejercicio #1

Asegurate de hacer estos ejercicios con luz de día, en un ambiente apropiadamente iluminado.
Sentado con las piernas cruzadas (sobre una colchoneta o manta doblada) y la columna alineada (evitando conseguir joroba), conserva la curvatura natural de la columna lumbar. Luego sentarse en una silla, siguiendo el mismo cuidado.

Mantén la respiración lenta y profunda, permitiendo que el aire llene tus pulmones al inhalar y luego exhala todo el aire despacio hasta relajar todo el cuerpo. Esto va a permitir deshacernos de tensiones mentales y musculares.

¿Por qué se indica hacerlo de este modo? Porque la respiración lenta, profunda y rítmica calma la tensión mental, relaja los músculos, favorece la concentración, revitaliza la mente y el cuerpo y mejora nuestro estado anímico.

Además, es sabido que el cerebro controla los músculos del ojo y el nervio óptico por el sistema nervioso, y por lo tanto, cualquier perturbación del estado emocional y mental también puede afectar directamente la visión.

Ejercicio #2

Frota las palmas de tus manos hasta calentarlas. Procura previamente tener tus brazos relajados. De acuerdo con las leyes de la física, la fricción genera calor y energía magnética. Cuando las manos están calientes y llenas de energía cúbrete rápidamente los ojos cerrados con las palmas de las manos, con dedos juntos. Esto favorece la transferencia de energía térmica a la visión.

Luego de un minuto relaja tus párpados y ojos y respira lenta y profundamente. Repetir el procedimiento tres veces.

Ejercicio #3

Procura encontrar algún lugar al aire libre, en contacto con la naturaleza, frente al sol. Si es posible al amanecer. Con los ojos cerrados inhala lentamente y flexiona la cabeza hacia atrás. Esto permitirá relajar los músculos del pecho, la espalda, los hombros, el cuello y la cabeza. Al exhalar el aire flexiona lentamente la cabeza hacia adelante hasta que la barbilla toque el pecho. Repetir el procedimiento tres veces.

Una vez hecho esto, coloca la palma de tu mano izquierda sobre la cabeza, inhala lenta y profundamente. E xhala, inclina la cabeza hacia un lado, acercando el oído al hombro izquierdo. Esto permitirá el estiramiento de los músculos del lado derecho del cuello. Permanece en esa posición durante 20 segundos. Seguidamente, repite el mismo ejercicio pero acercando el oído al otro lado (a la izquierda).

Una vez que hayas terminado esta rutina, parpadea rápidamente y observa el amanecer por el espacio de un minuto. Despues, cierra los ojos, respira lenta y profundamente y relajar todo el cuerpo, incluyendo los músculos faciales.

Ejercicio #4

Extiende el brazo izquierdo hacia la derecha, de frente, con el pulgar hacia arriba y mantén tu dedo alineado con la nariz.

Mira fijamente a la uña y observa con cuidado su forma, su color, las líneas longitudinales y cualquier otra de sus características, en detalle. A continuación, mueve lentamente el brazo hacia la izquierda y sigue el pulgar con sus ojos sin mover la cabeza (que siempre debe permanecer mirando hacia adelante). El ejercicio es sólo para los ojos (a lo largo del ejercicio, sólo los ojos deben moverse).

A medida que se distancia lateralmente y poco a poco el pulgar del eje central de la nariz (objetivo del ejercicio de partida) y abres los ojos, mira para ajustar la vista, por lo que se puede tener, en todo momento, una imagen clara de la uña.

El objetivo de realizar este ejercicio es lograr hacer foco en la imagen. De este modo, estaremos ejercitando las estructuras oculares responsables de la agudeza de la visión. Si durante el ejercicio, la nitidez de la imagen pierda, parar por un momento, para mover el brazo y tratar de ajustar la visión, la nitidez se está recuperando.

Para recuperar la nitidez de la imagen.

A medida que el pulgar se acercan al límite del campo visual, la imagen pierde nitidez, la visión puede cansarse, doblarse o ponerse temblorosa. En tal caso, deja de mover el brazo y ajustar la vista y luego regresar al punto de partida, siempre mirando de cerca a la uña.

Coloca tu brazo izquierdo, apoyando el antebrazo sobre la rodilla.

Cierra los ojos, parpadea un par de veces (para hidratar y relajar los ojos) y relajar todo el cuerpo. Mantén la respiración lenta y profunda. Pasado unos segundos, repite el procedimiento con el brazo derecho.

Posteriormente, con el brazo derecho, apoyando el antebrazo sobre la rodilla, cierra los ojos, parpadea un par de veces y relajar todo el cuerpo. Mantén la respiración lenta y profunda.

Ejercicio #5

Extiende tu brazo izquierdo bien por delante, con el pulgar hacia arriba y mantenerlo en un primer momento alineado con la nariz. Lentamente, muévelo hacia arriba y siguelo con la vista, moviendo sólo los ojos sin mover la cabeza. Luego, haz el mismo ejercicio pero moviendo el dedo hacia abajo, desde el punto de partida. Coloque su brazo izquierdo, apoyando el antebrazo sobre la rodilla. Cierra los ojos, parpadear un par de veces (para hidratar y relajar los ojos) y relajar todo el cuerpo, la respiración lenta y profunda.

Poco después, repetir el procedimiento con el brazo derecho. Finalmente, con el brazo derecho, apoyando el antebrazo sobre la rodilla, cierra los ojos, parpadear un par de veces y relajar todo el cuerpo. Sigue respirando profunda y lentamente.

LEE: PROBADO CIENTIFICAMENTE: ESTA ESPECIA MEJORA Y REGENERA LA VISION

Ejercicio #6

Realiza un gran movimiento circular con los ojos de izquierda a derecha. Hazlo lentamente y por 5 veces observando cuidadosamente todo lo que está alrededor. Al finalizar el ejercicio, cierra los ojos, parpadea un par de veces, respirar profundo para relajarse. Repite el procedimiento, ahora realizando un movimiento circular en sentido inverso, osea de derecha a izquierda. Al finalizar el ejercicio, cierra los ojos, parpadea un par de veces, respira profundo y relajate.

Ejercicio #7

Mantén el dedo pulgar hacia arriba, a unos cuantos centímetros de distancia de la nariz. Mira cuidadosa y fijamente a la uña y buscar una imagen clara. Trata de conservar la nitidez de la imagen. Luego, lentamente lleva el pulgar a una distancia de una pulgada de la nariz. A continuación, parpadear un par de veces, respira profundo y relajate. Repite el procedimiento con el brazo derecho.

Ejercicio #8

Cierra los ojos y aprieta los músculos de la cara alrededor de los ojos (como si hicieras una mueca) por 12 segundos. Posteriormente, respira lenta y profundamente y relájate (manteniendo los ojos cerrados por un momento).

Una vez realizados esta sesión de 8 ejercicios, cierra los ojos y lavate con agua fria. Secate la cara con una toalla limpia.

Algunos consejos útiles…

• Lee a una distancia de 30 centímetros entre tu nariz y el libro o libreta.

• Lea siempre con la luz adecuada, parpadeando varias veces para lubricar los ojos y mirar hacia arriba unos segundos cada vez que se llega al final de cada página.

• No hacer nada que dañe los ojos, tales como ver la televisión o el uso de dispositivos como teléfonos inteligentes, tabletas ordenador y durante un tiempo prolongado.

• No leas en el autobús o auto. Es perjudicial para los ojos debido a que entorpece el proceso de acomodación. Evita este hábito.

• No mires directamente al sol. Los ojos son muy sensibles a la luz solar, lo que puede dañar seriamente.

La luz del sol es beneficiosa sólo al amanecer y al atardecer, cuando entonces se puede cerrar los ojos y volver a mirarlo de frente. Esto permite que sus rayos calientan los párpados y revitalicen los ojos. Entre las 10 a 16 horas se recomienda usar gafas de sol con protección contra los rayos UVA y UVB.

• El humo de los cigarrillos también es dañino para los ojos, la incidencia provoca irritación, sequedad, enrojecimiento y predispone a la catarata, entre otros males.

• Procura hacer foco. No mires a la nada. Sin un orden definido en el cerebro, los ojos adoptan una posición en la que todas las imágenes son borrosas, dañando los músculos de alojamiento.

• Asegúrate de que la pantalla de tu computadora tenga un filtro protector que impida la radiación. De lo contrario, usted debe tratar de abordar este problema, o, en última instancia, mitigarlo.

¿Te ha sido útil este artículo? Si fue asi comparte los 8 ejercicios para mejorar la vision de forma natural con tus familiares, amigos y con cualquier otra persona que pudiera necesitarlo. Ayúdanos a promover Salud Eficaz para todos.

Comenta en Facebook