Las Bananas Maduras curan el cancer

Recientemente se hizo viral una noticia que rezaba: las bananas maduras curan el cancer. Veamos que base científica tiene esto y quienes lo sostienen.

Según investigaciones realizadas en Japón el plátano maduro con manchas negras en su piel puede producir una sustancia capaz de protegernos contra el cáncer. Sin embargo, recientemente surgieron excépticos que dudan sobre la veracidad y efectividad de estos estudios aplicados a la salud humana.

A partir de un estudio publicado en 2009 en “Food Science and Technology Research en que se trataba de llegar a la conclusión de que las bananas tenían algo que ver con la cura del cáncer, las imágenes de plátanos asociadas con la solución a esta enfermedad corrieron como agua por las redes sociales.

Estas investigaciones fueron desarrolladas por la universidad de Tokio y encabezadas por el profesor Senji. Se ha experimentado en ratones, a los cuales se les inyectó extractos de distinto tipo de frutas (manzana, limón, piña, pera, melon, uva, sandía entre otras) incluyendo la banana. En esta experiencia se descubrió que de todas las frutas, la banana mostró las mayores mejoras en la salud de los ratones.

Platanos_maduros

Se concluyó que la banana no tan solo promueve el aumento de globulos blancos en sangre sino que inhibe el crecimiento de células cancerígenas a partir de inducir al organismo a desarrollar una sustancia poderosa llamada TNF (tumor necrosis factor) o factor de necrosis tumoral.

En simples palabras la TNF es una proteína compleja que no existe en plátanos sino que es desarrollada por nuestro sistema inmune y es capaz de combatir la células anormales o “cancerígenas”, regulando la actividad celular y coordinando su movimiento.

Por más minúscula o insignificante que pueda parecer una molécula de TNF, la misma tiene poderosas funciones sobre nuestro organismo, siendo la más importante la de prevenir el cáncer por su capacidad de destruir ciertos grupos de celulas que intervienen en la formación de tumores, mediante el bombeo de un exceso de agua dentro de las células malignas y causando su desintegración por la presión ejercida.

Consumir bananas garantiza un medio alcalino en nuestro organismo

Las bananas contienen algunos antioxidantes que destruyen radicales libres. Los radicales libres son aquellas moléculas que causan estragos en el torrente sanguineo, causando la formación de células cancerigenas. Los antioxidantes de la banana minimizan el daño de los radicales libres en el cuerpo y permite combatir el cáncer en su face inicial.

Es por ello que en muchos sitios web por internet se recomienda el consumo diario de bananas maduras con manchas marrones u oscuras en su piel, ya que este tipo particular de plátano tiene la propiedad de acelerar el crecimiento de glóbulos blancos en sangre en un nivel 8 veces superior que el plátano común sin manchas. Sin embargo, el consumo debe limitarse en caso de personas con problemas de riñón.

platano-verde-y-maduro_opt

Los Plátanos maduros no curan el cáncer

¿Qué sostienen los escépticos? Distintos representantes de la corriente de pensamiento del escepticismo en este campo aseguran que no existe evidencia respecto a la efectividad de estos experimientos debido a no haberse realizado en humanos, solo en animales.

Incluso algunos dudan sobre si es verdad o no que se hayan realizado tales investigaciones y sobre quién en verdad es el profesor Senji, su principal responsable.

El argumento que esgrimen con fuerza es que la TNF por tratarse de una proteína en extremo compleja y específica en el sistema inmunológico humano, no está presente en una planta o vegetal como la banana. Y mientras los científicos japoneses no se pronunciaron sobre su existencia en bananas, la “medicina basura” insiste con sostener lo contrario.

Además, aún asumiendo que la banana produzca TNF, los escépticos señalan que durante el tracto digestivo ésta sustancia se descompone en azúcares simples y grasas antes de ser absorvida, lo cual haría casi imposible que sobreviva “intacta”. Más aún, dicen, que si la TNF pudiera pasar por el sistema circulatorio al digestivo probablemente no tendría algún efecto sobre ningún tipo de cáncer pero si provocar peligrosos efectos secundarios.

En suma, los escépticos más radicales sostienen que el consumo de plátanos puede reportar únicamente beneficios en lo que alimentación o nutrición se refiere pero no previene ni cura el cáncer.

En síntesis, entra en juego la eterna batalla entre la medicina científica u oficial contra la naturista o alternativa. La primera acusa a la segunda de no disponer de fundamentos sólidos a nivel de conocimiento empírico y la segunda sostiene que la negativa a reconocer la efectividad de las medicinas naturales se debe a un interés subrepticio por parte de aquella corriente en pro de la defensa de las grandes corporaciones involucradas en el campo de la salud.

¿Y tu que opinas? ¿La Banana Madura cura el cáncer? Deja tus comentarios y comparte esta información por redes sociales

Comenta en Facebook