¡Cuidado! No te alimentes de estos mariscos ¡estás comiendo cucarachas!

Existen ciertos mariscos que son considerados equisitos “manjares” por muchas personas como los langostinos, cangregos y el camarón. Sin embargo, esconden un secreto muy desagradable que tal vez hubieras querido no enterarte… ¡podrías estar comiendo cucarachas!

Así es. Por más duro que resulte, los langostinos, calamares, gambas y otros artrópodos marinos que forman parte de deliciosos platos que se sirven en reuniones VIP no son otra cosa que criaturas carroñeras, es decir, se alimentan de la “basura” del mar: desperdicios, residuos, excremento y fluidos con sustancias tóxicas.

artropodos carroñeros

Estos animales invertebrados poseen un “exoesqueleto” o esqueleto externo y pueden ser comparados a la cucaracha terrestre. De modo que así como tenemos cucarachas de tierra también las hay de mar, aunque su precio sea muy elevado y sean considerados verdaderos manjares por muchas personas.

Los mariscos al igual que muchos insectos poseen gran cantidad de gérmenes que podrían provocar infecciones y diversas enfermedades en seres humanos tras su ingesta, incluso llegar a comprometer gravemente su salud hasta provocar la misma muerte.

El mayor riesgo lo constituye el consumo de mariscos crudos que los cocinados. Comer los primeros puede causar parasitosis.

En lineas generales, debes abstenerte de comer cualquier clase de estas cucarachas de mar porque tu salud puede entrar en serio riesgo. Se recomienda evitar el consumo de gamba, cangrejo, camarón, langosta de mar, animales comparables con la garrapata, arañas y moscas.

Si eliges seguir comiéndolos debes saber que te estas exponiendo a un peligro de contraer distinto tipo de afecciones y enfermedades, algunas diagnosticadas y otras aún sin diagnosticar.

Un dato para tomar conciencia: los mariscos no tan solo se alimentan de parásitos, excremento y fluidos putrefactos o sustancias orgánicas en descomposición. También lo hacen de metales y sustancias tóxicas como el mercurio, arsénico, plomo y dioxinas PCB, que se han encontrado acumulados en su interior. Por todas estas razones los mariscos definitivamente no son para nada saludables para su consumo.

¿Existe evidencia científica que fundamente estas afirmaciones? Asi es, numerosos estudios e investigaciones lo demuestran. Incluso el Physicians Committee for Responsible Medicine (Comité de Médicos por una Medicina Responsable) expresó que comer estos animales es equivalente a jugar con la ruleta rusa con nuestra salud.

¿Te ha sido útil este artículo? Si es así compártelo con familiares, amigos, contactos y ayúdanos a llegar a muchas mas personas que quieran verse mas bellas y saludables!

Comenta en Facebook