Remedios caseros para bajar la fiebre de tu hijo en menos de 5 minutos

Generalmente, la fiebre en los niño puede causar estrés y mucha preocupación en los padres. Según algunas investigaciones, si tu niño está sano, la fiebre puede ser algo natural, en ocasiones durante la noche y no es motivo de gran preocupación.

Sin embargo, en otras circunstancias, ésta puede volverse alta y rebelde en bajar. En este artículo de Salud Eficaz te vamos a enseñar algunos trucos muy eficaces para bajar la fiebre de tus hijos sin apelar a medicamentos.

como bajar la fiebre en niños

Si tu hijo está hirviendo de calor con fiebre alta puede que sufra de algún tipo de infección y tengas mucho trabajo hasta lograr que la fiebre baje. No obstante, existen algunos trucos que puedes aplicar para que el niño se sienta mejor y logres aliviar su condición. Sobre todo, si es muy pequeño, lo recomendable es utilizar otros métodos que no impliquen la medicación con remedios como el ibuprofeno.

¡Atención! La fiebre es generalmente el indicador de algo que funciona mal o de la presencia de alguna enfermedad: puede ser gripe, resfriado, infección, etc. Por esta razón procura observar el estado del niño y si pasan varias horas sin que logres dominar la fiebre, es hora de ir urgente a un pediatra para que determine el diagnóstico y tratamiento.
En definitiva, de lo que se trata es de combatir no solo la fiebre, sino llegar a la raíz y atacar aquello que la causa.

Consejos útiles para bajar la fiebre en los niños de menos de 5 minutos:

  • Coloca un paño húmedo y frío en la frente de tu hijo mientras ella descansa.
  • Baño tibio o baño de esponja. Conforme el agua se evapora de su piel, se refrescará y le bajará la temperatura. No uses agua fría porque puede producirle escalofríos y causar que la temperatura de su cuerpo aumente, agravando aún más la condición del niño.
  • Mantén al niño bien hidratado. Ofrezca a su hijo abundantes líquidos y alimentos fríos, tales como paletas de helado y yogur, para ayudar a enfriar el cuerpo de adentro hacia afuera.
  • Mantén el ambiente bien ventilado y fresco.
    Asegúrate de que la habitación donde duerme el niño esté fresca pero no fría. Para ello puedes encender el aire acondicionado a una temperatura normal o encender el ventilador por algunos minutos. Evita que el aire sople en forma directa sobre el niño. Por las mañanas abre las ventanas para renovar el ambiente de virus y bacterias.
  • No lo sobre-abrigues
    Retira de la cama de tu hijo o de su cuerpo todo exceso de ropa o acolchados, sin desabrigarlo, claro está. Esto ayudará a que pierda calor más fácilmente a través de la piel. Si sufre escalofríos, abrígalo con una manta ligera para calentarlo nuevamente.

Algunas recomendaciones finales:

Llama al médico inmediatamente si tu hijo es menor de 3 meses y tiene fiebre. Para un bebé de 3 a 5 meses, llama al doctor si la temperatura llega o supera los 101 grados Fahrenheit (aproximadamente 38,5 grados centígrados).

Si tu niño tiene 6 meses o más de edad, llama al médico siempre y cuando la fiebre sea igual o supere los 102 grados Fahrenheit (39 grados centígrados).

Como regla general, llama SIEMPRE al médico, sin importar qué edad tenga tu hijo, si la fiebre está acompañada de otros síntomas graves como dificultad para respirar o manchas moradas en su piel. Éstos bien pueden ser la señal de una infección grave a nivel bacteriano.

¿Te ha sido útil este artículo? Si es así, compártelo con familiares, amigos y conocidos y con cualquier otra persona que creas que pudiera necesitarlo y ayúdanos a promover una Salud Eficaz para todos!

Comenta en Facebook