Esto es lo que deberías saber sobre la conjuntivitis y que nadie te dijo

La conjuntivitis es una enfermedad de los ojos que ocurre frecuentemente y puede responder a causas de contacto, como los niños cuando van a la piscina a nadar. Entre las fuentes de contagio se cuentan diversos virus y bacterias. En este artículo de Salud Eficaz te enseñamos cómo prevenir la conjuntivitis y cuales son sus causas y síntomas más frecuentes.

¿Alguna vez has tenido conjuntivitis? Seguro te ha resultado algo muy molesto e incómodo para tu visión. La conjuntiva del ojo es de color blanco y se manifiesta por la dilatación de los vasos sanguíneos que la circundan.

Veamos cuales son los síntomas de la conjuntivitis

* Enrojecimiento de la conjuntiva del ojo
* Fotofobia
* Sensación de arenilla en el ojo: al abrir y cerrar los ojos sentimos algo que nos “raspa” o estuviera lijando el ojo, como si nos hubiera entrado un polvillo.
* Constante lagrimeo.
* Secreción. puede ser blanquecino, amarillento o verdoso.
* Aparición de lagañas: existen distintos tipos:

  • blancas. se acumulan en la conjuntiva del ojo a nivel del párpado inferior y pueden responder a causas virales. Suelen responder a un proceso que debemos dejar pasar, no requiere la administración de antibióticos. Solo esperar y tomar las medidas de higiene personal necesarias (lavarnos los ojos, no tocarnos).
  • Amarillas. Suelen acumularse en la zona de los extremos del ojo, derecho o izquierdo y presentan un color amarillento. Estas requieren el suministro de antibiótico.

conjuntivitis sintomas y contagio

Una de las principales causas de las conjuntivitis

Picazón: más que un síntoma es una de las principales causas de la conjuntivitis ya que al rascarnos, tocarnos los ojos estamos infectándolos e irritándolos lo cual provoca el ardor y comezón.

La conjuntivitis es una enfermedad contagiosa, de manera que si otras personas entran en contacto con cosas que tu has tocado o manipulado ellas también están en riesgo de contagio.
Se calcula que cada persona se toca los ojos a razón de 30 o más veces por hora. Este mal hábito nos expone al riesgo de contraer infecciones. Una vez producida la conjuntivitis, seguimos rascando, refregándonos los ojos y con las bacterias que se depositan en nuestras manos las transmitimos al estrechar la mano a otra persona o tocar otros objetos de uso compartido. Esta es la forma de contagio más frecuente.

Las piscinas, el caldo de cultivo para la conjuntivitis

En verano mandamos a los niños a escuelas de verano, escuelas de natación y lo más frecuente y habitual es que se contagien de conjuntivitis. El mismo cloro que se agrega al agua en piscinas enrojece nuestros ojos y nos expone al desarrollo de esta enfermedad.

Otras vías de contagio de la conjuntivitis

A continuación vamos a contarte cuales son los hábitos de higiene que deberías adoptar para una mejor salud visual y para evitar el contagio de la conjuntivitis a otras personas en caso de que la estés padeciendo.

* Los utensilios de belleza en mujeres no se deben prestar: nos referimos a mascarillas, color para ojos, arqueador de pestañas, maquillajes, etc.
* Evita usar la misma toalla para secar la cara: si tienes conjuntivitis durante el tiempo en que esta se presente te recomendamos tener tu propia toalla de higiene personal para secar tu cara y manos.
* Cambia la funda de tu almohada y almohadones regularmente. La funda es un lugar propicio para que crezcan los ácaros y éstos son los responsables de las alergias y distintas infecciones entre las que se cuentan la conjuntivitis.

¿Te ha sido útil este artículo? Si es así déjanos tus comentarios y ayúdanos a compartir esta información con muchas otras personas para que tengan una vida plena y saludable.

Comenta en Facebook