¡Recomendado! Este ejercicio alivia el dolor ciatico en espalda y piernas

La ciática es una condición que afecta a muchas personas. Sus síntomas más comunes son el dolor en las piernas y espalda, aunque también produce entumecimiento, hormigueo o cierta debilidad que se manifiesta en la zona baja de la espalda y desciende por la pierna, a lo largo del nervio ciático. En este artículo de Salud Eficaz vas a aprender como aliviar el dolor ciático con un simple y práctico ejercicio.

El dolor del ciático puede variar en su intensidad, pudiendo ser leve en el mejor de los casos o debilitante, cuando provoca dificultades para caminar o sentarse correctamente. En los casos más graves puede manifestarse como una condición claramente “incapacitante”, dejando postrado a quien lo sufre.

En lo que respecta a tratamientos de esta afección para aliviar el dolor del nervio ciático, existen muchos y de variada clase. Uno de los métodos de aplicación reciente es llamado “centralización” que consiste en subir el dolor desde la zona baja de la espalda mientras se realiza la curación. Este tratamiento incrementa la intensidad del dolor, en un principio, pero ese justamente es el signo que permite a los especialistas determinar que la técnica está funcionando.

Sin embargo, este tratamiento, basado en el método McKenzie para el alivio de la ciática, intensifica el dolor al principio, pero esto es sólo una indicación de que el tratamiento está funcionando.

Con el propósito de determinar el nivel de efectividad de este método y varios otros también aplicados a pacientes con trastornos en la región cervical y lumbar, fue realizado un estudio por Werneke en el año 2008. Durante la investigación se examinaron los síntomas reportados por los pacientes después de la centralización y los clasificó entre los que arrojaron resultados positivos de los que no lo hicieron.

Según este estudio, sólo el 17% de pacientes acusaron síntomas vinculados con la centralización aunque, segun pudo determinarse, también habían influído otros factores en estos resultados como: la clase de lesión, el lapso de tiempo en el que se realizaron los tratamientos y el tipo de tratamientos a los que habían sido sometidos estos pacientes. 

Mas allá de todo, son innegables los resultados positivos de la centralización, que se evidenciaron más efectivos en pacientes con síntomas más severos, y en el segmento de aquellos pacientes jóvenes y entre quienes gozaban de mejor salud en general.

No centralización, por otra parte, se asoció con disminución de la capacidad de los ensayos tarea funcional y dolor considerablemente más altos resultados en los pacientes con síntomas lumbares. En las personas con dolor cervical, la centralización no estaba relacionada con los niveles más altos de dolor, con exclusión de todos los demás indicadores, que eran la misma.

También es importante notar que, según los profesionales, la centralización ayudaría a la predicción del estado del dolor y el estado funcional de los pacientes con dolor lumbar.

Robin A. McKenzie, un especialista experimentado, con especial orientación en la reducción del dolor relacionado con problemas de disco, se dedicó a buscar una solución diferente a esta condición debilitante, que se describe como un dolor que se origina en los glúteos y viaja por todo la pierna hasta los dedos de los pies.

Lo cierto es que McKenzie incorporó un ejercicio llamado “prensa hacia arriba,” que ha demostrado ser muy beneficioso para la reducción y la centralización de este dolor en la espalda baja.

Prensa hacia arriba para aliviar el dolor del ciático

El ejercicio Prensa hacia arriba McKenzie puede ser realizado cada 2 a 3 horas en 10 repeticiones por sesión, manteniendo cada postura por un espacio de 5 segundos hasta llegar a sostenerlas por mayor tiempo (10-30 segundos).

metodo McKenzie para aliviar dolor ciatico

Como realizar este ejercicio

La primera posición tiene el fin de relajar todos los músculos y nervios. Permanece acostado con los brazos rectos a los lados del cuerpo boca abajo y respirando profunda y lentamente. Lo recomendable es dejar pasar entre 2 a 3 minutos para lograr una plena relajación y recién saltar a la siguiente postura. Los movimientos deben ser realizados muy lentamente (no de manera brusca, ya que podrían producir alguna lesión o agravar la condición).

Las posiciónes 2 y 3 también deben realizarse respirando lenta y profundamente. Como puede apreciarse, este ejercicio trata sobre ir elevando el tronco hacia arriba, dejando las piernas rectas sobre el piso, hasta alcanzar el punto de mayor inclinación (postura 3). Desde ese momento, retorna a la postura original y se realizan 10 repeticiones por sesión.

¡ATENCION! Si en algún momento mientras realizas este ejercicio o cuando realizas algún movimiento determinado sientes que el dolor se intensifica demasiado ¡stop! No debes continuar hasta recién consultar con un especialista que evalúe la gravedad de tu estado.

Es necesario aclarar que este ejercicio es útil para reducir y centralizar el dolor del ciático pero de ninguna manera significa la “solución final” del trastorno lumbar o cervical que el paciente pueda padecer. Para una curación definitiva debe acudirse a un médico especialista para que prescriba el tratamiento correspondiente.

¿Te ha sido útil este artículo? Si es así, compártelo con familiares, amigos y conocidos y con cualquier otra persona que creas que pudiera necesitarlo y ayúdanos a promover una Salud Eficaz para todos!

Fuente:  healthyfoodteam

Comenta en Facebook