Esta semilla cura el cancer y es 10 mil veces más efectiva que la quimioterapia

Existe una semilla capaz de matar de matar las células cancerosas y trascendió en distintos medios online que aún es 10 mil veces más potente que la misma quimioterapia ¿por qué sabemos tan poco de ella? En este artículo de Salud Eficaz te compartiremos en detalle que tipo de semilla es y que hace en beneficio de nuestro cuerpo.

La semilla estrella que tiene las propiedades suficientes para prevenir el cáncer es la semilla de manzana. Seguro te preguntarás ¿por qué no lo dijeron antes? ¿Por qué se mantiene oculto este secreto? Sencillamente porque la gran industria farmacológica y otras organizaciones de la salud están empeñadas en ocultarlo para continuar con su jugoso negocio que les reporta miles de millones de dólares en todo el mundo, ofreciendo drogas fabricadas sintéticamente.

La semilla de manzana es un anticancerígeno super potente por sus efectos beneficiosos para destruir tumores y actuar eficazmente contra cualquier clase de cáncer.

Entre otros de sus beneficios también se destacan el ser un poderoso antimicrobiano, antifúngico y antibacteriano de amplio espectro, eliminando parásitos y gusanos de nuestro organismo. Además, la semilla de manzana nos ayuda a regular la presión arterial y a contrarrestar la depresión y distintos desórdenes nerviosos.

Uno de los conocidos fabricantes de drogas medicamentosas más poderosos del globo explicó que tras 20 pruebas de laboratorio desarrolladas desde 1970 los resultados revelaron que el extracto de semilla de manzana eliminan las células cancerígenas de 12 tipos diferentes de cáncer incluyendo: el cáncer de próstata, de colon, de mamas, de páncreas y pulmón.

semilla de manzana cura cancer

Los compuestos de esta semilla demostraron ser 10 mil veces más efectivos en su acción de retardar el crecimiento de las células cancerígenas comparado con la adriamicina, un fármaco utilizado por la quimioterapia para impedir la multiplicación de las células tumorales.

Pero aún existe un dato aún más sorprendente: los compuestos de la semilla de manzana, utilizada como remedio natural terapéutico contra el cáncer, sólo actúan sobre las células anormales o cancerosas sin afectar aquellas que se encuentran sanas, a diferencia de la quimioterapia que afecta a ambos tipos, lo cual deteriora significativamente nuestra salud, empobreciendo nuestro sistema inmunológico.

Propiedades anticancerígenas de la semilla de manzana

Al igual que otras semillas como las de mandarina, damasco o ciruela, la semilla de manzana es rica en una vitamina hidrosoluble, la B17. Dicha vitamina esta compuesta por una molécula de benzaldehido y otra de cianuro.

Se ha descubierto el poder de esta vitamina para contrarrestar el cáncer por sus propiedades curativas, lo cual explica por qué esta vitamina en presencia de agua y enzima beta-glucosamidasa, genera cianuro y benzaldehido, los cuales por separado son muy tóxicos pero funcionando conjuntamente son capaces de amplificar su potencial anticancerígeno hasta por 100 veces.

Es necesario notar que la enzima beta-glucosamidasa se encuentra en grandes proporciones en las celulas cancerosas y en muy baja concentración en células normales. Por tal motivo es que los compuestos presentes en la semilla de manzana actúan sobre las células anormales, generando una simbiosis entre estas sustancias tóxicas de la semilla con la enzima beta-glucosamidasa propia de las células enfermas, lo cual produce la eliminación de éstas últimas, deteniendo su crecimiento y propagación, sin que éste proceso afecte para nada las células normales del resto del organismo.

Por otra parte, las células normales contienen una enzima denominada rodanasa, es una enzima mitocondrial cuyo nombre científico es tiosulfato sulfurotransferasa. Esta enzima detoxifica el cianuro, es decir, lo hace no tóxico para el organismo. En cambio, las células cancerígenas no poseen rodanasa, por lo cual quedan vulnerables ante el cianuro presente en la semilla de manzana, el cual actúa aniquilándolas.

¿Cómo comer la semilla de manzana?

La semilla de manzana tiene un sabor amargo y algo ácido que seguro no te gustará demasiado pero comparados a los terribles efectos de la quimioterapia resulta una opción muchísimo más sana y efectiva. El modo de consumirlo depende de tu creatividad: puedes comer la semilla mientras comes la manzana, o bien triturarla o molerla y espolvorear su contenido sobre ensaladas, batidos de frutas, jugos y otros alimentos.

Asi que hoy ya tienes una información más que importante a la mano para compartirla con tus familiares, amigos, conocidos y cualquier otra persona que la necesite urgentemente para poder prevenir e incluso curar el cáncer de una manera sana y natural. ¡Comparte este artículo y conviértete en un divulgador de Salud Eficaz para todos!

Comenta en Facebook