5 remedios caseros muy efectivos para aliviar el dolor de muela

Sin lugar a dudas el dolor de muela es uno de los dolores más molestos e intensos que podemos sufrir. Pero lo peor es cuando ocurre en un lugar o momento en el que no tenemos la posibilidad de ser atendidos por un odontólogo de manera urgente. En este artículo de Salud Eficaz te vamos a compartir un remedio casero muy eficaz para eliminar el dolor de muelas hasta que llegue el momento de ver a un especialista.

¿Te fuiste de vacaciones y empezaste a sufrir dolor de muelas? ¡Justo ahora me tiene que suceder! No te preocupes, esto es más común de lo que te imaginas y además, hoy tendrás a la mano un excelente recurso para calmar el dolor de una manera simple y sin complicaciones.

El dolor de muelas es algo muy común y puede deberse a diversas causas entre las que se cuentan: infecciones (caries), sinusitis, golpes y se caracteriza por la presencia de irritación o inflamación de la parte central de una pieza dentaria.

dolor-de-muelas-remedios-caseros-ajo

Si bien lo recomendable siempre será acudir lo antes posible al dentista para que el determine que debe hacerse y qué tratamiento aplicar, ¡hoy puedes al menos aliviar ese molesto dolor con estos remedios caseros! Veamos cuales son:

Ajo y cebolla
Ambos se destacan por su poder antiséptico y antibacteriano. Son dos recursos naturales muy apropiados para dar batalla contra las bacterias responsables de las caries e infecciones en nuestros dientes. Toma un diente de ajo con un trozo de cebolla pequeño y colócalo en el área afectada. Recuerda que consumir estos vegetales nos ayuda a conservar nuestra salud bucal y a prevenir este tipo de problemas.

Gárgaras de Licor
Si no soportas el gusto que deja el ajo y cebolla en tu boca ¡no te preocupes! Tenemos para compartirte otros remedios caseros muy útiles y también muy eficaces. Puedes hacer gárgaras con alguna bebida con licor como whisky, brandy, etc. Cuando este liquido ingresa al área afectada produce un efecto anestésico y pueden mitigar parcial o totalmente el dolor por algún tiempo.

Clavo de olor
Si el problema que ocasiona el dolor es evidentemente la presencia de caries te aconsejamos usar el clavo de olor. Colócalo sobre el diente infectado. Asimismo, existen esencias hechas a partir de esta planta curativa que pueden serte útiles a modo de analgésico local para contrarrestar el dolor.

Sal y Pimienta
Dos ingredientes que van muy bien juntos para disminuir la sensibilidad en los dientes. Coloca una pequeña porción en igual cantidad de una y otra y mézclalas con agua hasta formar una pasta. Aplica luego sobre el diente afectado y deja descansar sin enjuagar ni tragar por algunos minutos. Repite este procedimiento por varios días.

Perejil
Otro remedio natural para aliviar el dolor de muelas es el perejil. Te recomendamos masticar varias hojas de este vegetal desde el área afectada y dejar actuar. Luego de hacerlo lograras controlar o calmar, al menos momentáneamente, estas incómodas dolencias.

Existen además muchos otros remedios caseros como aplicar compresas de hielo en la zona exterior de la cara para deshinchar el área afectada, entre otros, aunque como hemos dicho, solo sirven de paliativo, ya que la solución definitiva depende de la visita a un especialista, quien prescribirá un tratamiento adecuado a la situación que estés presentando.

Finalmente y como dato curioso, existe una investigación realizada en Canadá que asegura muy buenos resultados mediante la aplicación de una técnica. Esta consiste en aplicarse cubitos de hielo entre la unión de los dedos índice y pulgar, (en el área que forma una V). Aplicar hielo allí provoca que los nervios localizados en esta zona estimulen un área cerebral capaz de bloquear las señales de dolor que son trasmitidas a la cara y manos. De esta manera, dicha técnica ofrece un efecto calmante, aunque transitorio.

¿Te ha sido útil este artículo? Si es así, deja tus comentarios y compártelo con tus amigos, familiares, conocidos y con otras personas para que puedan vivir más plenas y saludables.

Comenta en Facebook