Resistencia a los antibióticos ¿qué podemos hacer?

La resistencia a los antibióticos es un fenómeno creciente que puede comprometer seriamente nuestra salud. ¿Qué podemos hacer?

Los antibióticos son drogas medicamentosas utilizadas para contrarrestar o eliminar las denominadas “bacterias malas”, es decir aquellos agentes microbianos o patógenos que pueden causar perjuicio o daño en nuestro organismo. Estos medicamentos son muy importantes para la salud y pueden incluso salvarnos la vida. Sin embargo, producto del abuso que se hace de ellos puede darse una resistencia a los mismos.

¿Qué es la resistencia a los antibióticos? Cuando las bacterias se hacen “inmunes” a los antibióticos, estamos hablando de resistencia. Las bacterias son microorganismos capaces de regenerarse e incluso evolucionar a partir de procesos de mutación hasta volverse inmunes a muchos medicamentos que se aplican al tratamiento de diversas enfermedades.

Entre las causas que explican la resistencia a los antibióticos se cuentan los productos químicos, pesticidas y antibióticos utilizados para el tratamiento agrícola-ganadero. Cuando estas drogas son utilizadas en exceso y desmedidamente puede intervenir un proceso de mutación y regeneración bacteriana.

En dicho proceso las bacterias más debiles mueren pero las más resistentes pueden sobrevivir y proliferar, propagándose a un numero mayor de personas.

En este sentido el doctor Srinivasan expresaba:

“Cuanto más use un antibiótico, más expondrá a las bacterias al antibiótico, y mayor será la probabilidad de que estas desarrollen resistencia a ese antibiótico”. Cuanta más cantidad de antibióticos proporcionemos a las personas, introduzcamos en el medio ambiente y en el ganado, más oportunidades creamos para que estas bacterias se vuelvan resistentes”.

Los datos estadísticos relevados por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, en USA, muestran un escenario amenazante a nivel internacional. Se calcula que cerca de 2 millones de personas, entre las que se cuentan niños y adultos, mueren cada año producto de la resistencia a los antibióticos.

Tal es así que enfermedades que afectan las vías respiratorias como la neumonia, bronquitis, tuberculosis han recrudecido últimamente, sin que se encuentre una cura eficaz con la aplicación de la medicina tradicional de la que se dispone hasta el momento.

Todo este panorama parece indicarnos que los mocrobios y bacterias actúan con una particular inteligencia para subsistir y siguen allí para dar pelea.

En la medida que este proceso de resistencia tenga más incidencia, mayor se verá comprometida la salud de las personas. Esto puede dar como resultado la propagación de enfermedades peligrosas y letales sin que se cuente con los medios de cura necesarios. También se verían comprometidos pacientes expuestos a cirugías e intervenciones de complejidad como el caso de transplante de órganos.

Resistencia a los antibióticos ¿qué podemos hacer?

¿Podemos hacer algo para evitar la resistencia a los antibióticos? La respuesta es si. No es caprichoso que desde hace algunos años exista una creciente tendencia hacia lo natural y orgánico. Muchas personas de todo el mundo van sumándose cada día a quienes desarrollan una vida más sana, consumiendo productos naturales y ecológicos. Esto explica el nacimiento de un mayor interes por el “naturismo”, la comida “sana” y la medicina alternativa.

Algunos consejos para prevenir la resistencia a los antibióticos.

✅ Coma sano. Evitar el consumo excesivo de azúcar, alimentos procesados, fritos y otros con alto contenido graso. En su lugar, prefiere consumir frutas y verduras orgánicas, cereales y leches vegetales.

✅ No olvidar consumir una abundante cantidad de agua por día. El agua es el vehículo perfecto para deshincharnos y eliminar toxinas acumuladas en el organismo.

✅ Mantener una adecuada higiene personal. Lavarse las manos y utilizar un jabón neutro (libre de químicos toxicos) es un buen hábito que debemos mantener. Hacer esto regularmente mantendrá a las bacterias y virus a raya.

✅ Lavar bien los alimentos. Los alimentos que consumimos frecuentemente están infectados o contaminados. Lava bien las verduras y frutas. Si no estás seguro de su origen orgánico, sumérgelas en agua y un chorrito de vinagre de sidra de manzana. En el caso de las carnes rojas, cuece bien hasta que desaparezca su tono rojizo (que aporta la sangre).

✅ Utilizar antibióticos únicamente cuando sea estrictamente necesario. Existen personas que ante la menor afección consumen un antibiótico. Hay que tomar conciencia de hacer uso pero no abuso de ellos. Y, dentro de lo posible, sustituirlos por remedios caseros o naturales.

Entre algunos alimentos e ingredientes naturales que comportan compuestos antibióticos y de acción antimicrobiana se cuentan:

✅ ajo
✅ canela
✅ perejil
✅ orégano
✅ miel
✅ cebolla
✅ jengibre
✅ curcuma
✅ apio

¿Te ha sido útil este artículo? Comparte esta información sobre la Resistencia a los antibióticos con tus amigos, familiares y otras personas, por redes sociales. Ayúdanos a promover Salud Eficaz para todos.

Comenta en Facebook