4 simples pasos para curar la uña encarnada

4 simples pasos para curar la uña encarnada

¡Este método de 4 simples pasos para curar la uña encarnada te ayudará a acabar con el dolor y las molestias de forma segura! Vale la pena intentarlo

Nuestros pies son más sensibles de lo que pensamos. Sin embargo, pocas personas los cuidan adecuadamente. ¡Actuar a tiempo es indispensable para evitar mayores complicaciones!

Uno de los problemas más comunes con la salud de los pies son las uñas encarnadas. Esta condición se produce cuando la uña se dobla, hunda o incrusta en la carne del dedo del pie. Esto suele provocar un dolor muy intenso. Además, ¡las molestias e incomodidad para caminar no son pocas!

La uña puede crecer e incrustarse en los tejidos blandos del pie por varias razones. Veamos algunas de las más frecuentes:

  • Uso de zapatos cerrados en verano,
  • Calzado incómodo para el uso diario.
  • uso inadecuado de los tacones,
  • Golpes y lesiones

Afortunadamente, usted puede deshacerse de las uñas encarnadas desagradables y dolorosas de una manera simple.

Por cierto, este problema no puede ser ignorado. Por cierto, la uña encarnada puede provocar infección por proliferación de bacterias y empeorar la condición de nuestros pies.  En este artículo, te diremos cómo deshacerse de una uña encarnada. 

4 simples pasos para curar la uña encarnada

1. Baño de pies

Sumerje el pie que tiene la uña encarnada en agua caliente durante 20 minutos. El agua caliente ayudará con el dolor, así como a reducir la hinchazón. Luego, use hilo dental para quitar la piel de la uña.

2. Separa la uña de la piel

Levanta un poco de la uña de la piel, con algún utensilio de pedicuría. Debes ser muy cuidadoso al hacerlo para evitar un accidente o lesión.

¡Atención! Si no estás seguro de hacerlo bien, acude a un especialista en pedicuría o dermatólogo. Ni bien hayas levantado levemente la uña de la piel, inserta un trocito de algodón para que no se pegue de nuevo.

3. Mantén la uña limpia

Debes cuidar de la higiene de la zona afectada. Limpia uña limpia para prevenir la infección del área.

4. Protege tu dedo

Aplica un vendaje para proteger el área afectada. Puedes utilizar gasa o cinta de tela con fines medicinales. Asegúrate de tus pies bien limpios previamente. Además, hacer esto ayudará a prevenir posibles infecciones, así como favorecer la protección de tu dedo y ayudar a su pronta curación.

Ante todo, recuerda consultar con el médico antes de aplicar cualquier remedio casero

¿Necesitas más información? ¡No te pierdas los 10 remedios caseros para tratar las uñas encarnadas!

¿Te ha sido útil este artículo? Comparte los 4 simples pasos para curar la uña encarnada con tus amigos y familiares. Ayúdanos a llevar Salud Eficaz a muchas más personas ¡por el bien de todos!

Comenta en Facebook