Descubre por qué deberías comer una pera por día

La pera es natural de la región de Europa y Asia. Se trata de una fruta de la familia de las Rosáceas, dulce en sabor, posee el tamaño de aproximado de una manzana y su forma es similar al de una gota. Su riqueza en potasio y minerales alcalinos hace de esta fruta un excelente alimento por sus propiedades medicinales.

A continuación te compartiremos las razones por las que deberías comer pera todos los días. ¡Te sorprenderás cuando sepas acerca de todos sus beneficios y propiedades!

Estimula el metabolismo

La pera gracias a su alto contenido en fibra favorece la digestión y ayuda a mantener saludable el intestino, ejerciendo un efecto limpiante gracias a uno de sus componentes la “pectina”, que barre con las toxinas que se acumulan en el tracto digestivo.
Consumir esta fruta ayuda a la secreción del jugo gástrico, lo cual favorece que la digestión de los alimentos. Además, su ingesta disminuye la probabilidad a padecer estreñimiento y otros trastornos digestivos como la diarrea.

Ayuda a mantener nuestro corazón saludable

Como hemos dicho la pera tiene potasio, un componente fundamental para nuestra salud cardiovascular, por su efecto vasodilatador. En consecuencia, su consumo nos permite controlar la hipertensión, evitar la acumulación de placa en los vasos sanguíneos (que puede devenir en la formación de coágulos), aumentar el flujo sanguíneo y mejorar la circulación (lo que se traduce en una optima oxigenación de los distintos órganos y tejidos de todo nuestro organismo), reducir el “colesterol malo” y en general, prevenir y evitar el riesgo a contraer enfermedades tales como la arteriosclerosis, infartos, derrames y accidentes cerebro-vasculares.

Favorece la pérdida de peso

La pera posee una rica composición en antioxidantes y minerales alcalinos como el hierro, manganeso, calcio y cobre, entre otros, y vitaminas como la A y C más flavonoides (beta-caroteno, zea-xantina y luteína) capaces de contrarrestar una serie de distintas enfermedades, incluso el cáncer, gracias a su potencial de combatir los radicales libres y desintoxicar el organismo mediante la eliminación de sustancias y compuestos potencialmente peligrosos, una propiedad que comparte con otras frutas.

Fortalece nuestro sistema inmunitario

Gracias a su contenido en vitamina C y antioxidantes, la pera se convierte en otro de los alimentos que permiten fortalecer nuestra salud dotándonos de más energía y vigor a la vez de prevenir el riesgo a contraer enfermedades comunes como la gripe, resfríos y otras.

Ayuda a combatir el cansancio

La pera es una de las frutas que posee altas concentraciones de minerales ricos como el cobre y el hierro, fundamentales para el correcto desempeño orgánico y muscular y, a su vez, cognitivo e intelectual. ¡No más fatiga, decaimiento y falta de concentración! Empieza a comer una pera al día.

Fortalece la salud de tus huesos

El magnesio, manganeso, cobre, fósforo y calcio, todos existentes en un alto nivel en las peras nos ayudan a conservar la salud de los huesos, evitando procesos de deterioro y debilitamiento oseo que se dan bajo el padecimiento de ciertas enfermedades como la osteoporosis.

Mejora la piel, cabello y vista

Comer peras también contribuye a tu belleza facial y estética, ya que gracias a su composición rica en vitamina A, luteína y zea-xantina, de alto poder antioxidante, es posible retrasar el envejecimiento (como la aparición de arrugas, manchas en la piel y otros) así como disminuir la pérdida del cabello, evitar la degeneración macular e incluso conservar la salud de la visión contrarrestando la formación de cataratas.

Ayuda a controlar la diabetes

Debido a su alto contenido en fibra y a sus bajos niveles glucémicos, las peras son uno de los alimentos preferidos por las personas que sufren diabetes. El flujo sanguíneo absorbe lentamente los carbohidratos de la pera (unos 26 gramos por pera) lo cual evita el aumento de azúcar en sangre y favorece el control de glucosa. En consecuencia, su sabor dulce puede ser disfrutado de manera sana y natural y sin las complicaciones que ofrecen otros alimentos dulces.

¿Te ha sido útil esta información? ¿Agregarás una pera a tu dieta diaria? Deja tus comentarios y comparte este artículo con otras personas para ayudarlas a vivir más plenas y saludables.

TAMBIEN PODRIA INTERESARTE…

LA CLAVE PARA BAJAR DE PESO: COMER MANZANAS
DESPUES DE LEER ESTO NO VAS A TIRAR MÁS LA CASCARA DE ESTAS DOS FRUTAS

Comenta en Facebook