Todo lo que siempre quisiste saber sobre el asma

¿Qué es el Asma?

El asma, en inglés  es una enfermedad crónica que afecta las vías respiratorias con inflamación ante alguna sustancia o factor que provoca una reacción alérgica.

Esta enfermedad frecuente en niños provoca la inflamación o hinchazón del epitelio en las vías respiratorias. Los músculos que las rodean se comprimen, haciendo que éstas se angosten y ésto complica el ingreso y salida de aire de los pulmones. A menudo se combina con producción de moco provocando tapones.

Este estrechamiento de las vías respiratorias causa obstrucción y por lo tanto dificultad para pasar el aire que es en gran parte reversible, a diferencia de la bronquitis crónica , donde hay escasa reversibilidad.

Una crisis de asma es generada como consecuencia de un proceso en el que los síntomas de esta enfermedad se agudizan o agravan. Normalmente se presentan crisis de corta duración. No obstante, los ataques de asma pueden darse de manera diaria y reiterativa e incluso persistir durante varias semanas. En una crisis grave, las vías respiratorias pueden cerrarse a tal punto de dejar sin oxigeno a los órganos vitales, provocando la muerte.

asma infografia

Sintomas del Asma

Entre los síntomas más comunes del asma podemos enumerar los siguientes:

  • Respiración sibilante: es un sonido similar a un “silbido” interno producido por una respiración deficiente.
  • Opresión en el pecho: debido a la compresión muscular, puede presentarse una presión y dolor en el pecho.
  • Tos nocturna o matutina (puede ser intermitente o constante)
  • Fatiga
  • Dificultades para respirar o disnea al hacer ejercicios o esfuerzos físicos.

Lee también: “7 remedios naturales alternativos al Ibuprofeno

¿Quienes pueden sufrir asma?

Si bien cualquier persona puede desarrollar y padecer esta enfermedad, se presenta de modo más frecuente en niños y adolescentes entre 5 a 17 años de edad, particularmente en aquellos con antecedentes de familiares que hayan sufrido esta afección. También son propensos los menores que sufren alergias y niños que están expuestos al humo del tabaco.

Ataque de Asma

Un ataque de asma ocurre en las vías respiratorias como un proceso en el que éstas se van reduciendo conforme pasa el aire por los pulmones a consecuencia de la inflamación de la membrana que las recubre. Además, el organismo genera una mucosa que provoca una obstrucción en las vías respiratorias, lo cual agrava aún mas el cuadro respiratorio, impidiendo una normal inhalación y exhalación de aire en los pulmones. El ataque de asma o “episodio” puede combinarse con tos, presión en el pecho y sibilancias.

Causas del Asma

Las causas del asma se pueden clasificar en ambientales, genéticas, intrínsecas o una combinación de ellas.

Causas derivadas de Factores Ambientales

Existen varios factores de riesgo en el medio ambiente que derivan en la producción del asma. Entre los cuales encontramos entre los más comunes:

-Exposición a aire contaminado o pobre en oxigeno, con altos niveles de ozono.
-Exposición al humo derivado del tabaco.
-Consumo de antibióticos a temprana edad: puede modificar la flora microbiana normal del niño y consecuentemente, su sistema inmunológico, haciéndolo más propenso a contraer asma.
-Nacimiento por cesárea: Frecuentemente, los niños nacidos por cesárea tienen predisposición mayor a padecer asma que aquellos que nacen por parto normal. El parto por cesárea puede causar similares consecuencias que el consumo de antibióticos, es decir, modificar el sistema inmune del individuo.
-Infecciones virales: tales como HSV, VSV, CSV se han encontrado en correlación con pacientes con asma.

Causas derivadas de Factores Intrínsecos.

Estrés por factores de orden psicológico: El estrés refiere a una causa intrínseca, es decir, que no depende del exterior o medio ambiente para su producción. Se relaciona con patologías o desordenes de tipo psicologico que el individuo pueda padecer.

Causas Derivadas de Factores Genéticos

Como resultado de investigaciones, existen al menos 100 genes asociados al asma. Muchos de esos genes se vinculan con el sistema inmune y eventualmente modifican los procesos inflamatorios. No obstante, pese a estos estudios y resultados obtenidos, esta vinculación o asociación con genes no refiere a una regla invariable sino que intervienen muchos otros factores dentro de las causas del asma por razones de orden genético, motivo por el cual se hace difícil determinar de manera taxativa y concreta la producción de esta enfermedad bajo esta tipología.

Tratamientos para el Asma

El tratamiento médico recomendado para pacientes con asma debe ajustarse al nivel de gravedad según los casos y la frecuencia con que se producen los síntomas.

En general, los tratamientos médicos se clasifican en preventivos y de emergencia.

Medicamentos para el Asma

Para el común denominador de pacientes con asma se suministran broncodilatadores, los cuales son recomendados para provocar un alivio momentáneo por un corto espacio de tiempo.

En un segundo orden, en pacientes que manifiestan una persistencia moderada de los síntomas, esto es, 2 o más crisis a la semana, se recomienda la inhalación de glucocorticoides en baja concentración. De modo alternativo pueden suministrárseles teofilina.
En casos graves o de crisis graves se sugiere administrar dosis mas altas de glucocorticoide.
También son aplicadas nebulizaciones en pacientes, administrando dosis de forma continua y mas prolongada de medicina diluída en solución salina. Mediante este proceso el paciente inhala la dosis desde un nebulizador, lo cual produce el alivio esperado.

El eucalipto un remedio para problemas respiratorios

Agonistas β2 de acción prolongada
Los broncodilatadores de acción prolongada poseen una estructura molecular parecida a los agonistas β2 de corta duración permiten un efecto de mayor duración (12 horas) y son utilizados principalmente para provocar alivio en horas del descanso nocturno, o en lapsos de tiempo donde el individuo se encuentre trabajando o en actividad.

Tratamientos farmacológicos
Se administran broncodilatadores de rápida acción para el control de síntomas de asma, lo cual reduce las sibilancias y mejora la capacidad respiratoria en pacientes. Este tipo de medicamentos se suministra con inhaladores manuales de dosis regulada. En los casos de pacientes con problemas respiratorios agudos o ancianos se recomienda el uso de «spacers»: tubos cilíndricos de plástico que contiene la medicina con aire comprimido y al presionar el gatillo dispara una dosis potente haciendo más eficaz su suministro.

En conclusión, para un paciente con asma, la prioridad es reforzar y mejorar su sistema inmunológico, es la clave que lo mantendrá fuerte y sano. Esto no tan solo ayuda a reducir los síntomas del asma, sino que también permite eliminar y prevenir otras potenciales enfermedades.

¿Te ha resultado útil este artículo? Comparte “Todo lo que siempre quisiste saber sobre el asma” y ayuda a otras personas a vivir plenas y saludables.

6 cosas de tu aspecto fisico que hablan de tu estado de salud

Comenta en Facebook