Test de la cuchara para conocer tu estado de salud

Test de la cuchara para conocer tu estado de salud

Descubre el Test de la cuchara para conocer tu estado de salud. Esto no reemplaza una visita regular al médico pero puede ser una herramienta muy valiosa en ciertos casos!

Realizarse exámenes de rutina y consultar un especialista es algo de lo que casi nadie escapa. Dichos análisis nos ayudan a detectar o conocer más acerca de ciertos problemas que requieren nuestra atención. Además, pueden revelar otras posibles enfermedades y ayudarnos a prevenirlas!

De forma complementaria, la antigua medicina natural nos aporta métodos muy útiles y utilizados nuestros antepasados. Mediante el uso de estas técnicas o trucos podemos llegar a saber si nuestros órganos están funcionando adecuadamente o no.

De cualquier modo, siempre es importante resaltar que cualquier conocimiento ancestral o medicina alternativa no debe sustituir los tratamientos y exámenes médicos actuales.

Mas bien, el propósito de este artículo es aportar una orientación general para que podamos comprender mejor las señales que nos da nuestro cuerpo. Concretamente, pretendemos que sepas, en lineas generales, si tu cuerpo está funcionando normal o anormalmente.

Test de la cuchara para conocer tu estado de salud

A continuación te ofrecemos hacer un truco fácil y simple. Podrás utilizarlo siempre que necesites chequear tu estado de salud, antes de visitar al médico. Incluso será apropiado hacerlo si supones que estas enfermo o padeces alguna enfermedad.

Esta es una manera práctica, rápida y natural de intentar identificar problemas en tu organismo.  Se trata de un truco muy sencillo de la medicina popular.

¿Qué necesito para hacer el test de la cuchara?

  • Una bolsa de plástico cerrada de forma hermética (bolsas para congelar alimentos).
  • 1 cuchara.

Importante:

Para hacer este test, debes disponer de un momento del día en que te encuentres más tranquilo y libre de obligaciones. Se recomienda estar atento (prestar mucha atención al procedimiento) y dotarse de mucha paciencia.

Debes seguir los siguientes pasos

  1. Introduce la cuchara en la boca.

  2. En seguida, de la garganta hacia el frente de la boca, raspa tu lengua.

  3. Cuidadosamente, lleva toda la saliva de tu boca hacia la punta de la lengua.

  4. Pon la cuchara en la bolsa hermética y ciérrala bien. Espera 2 minutos.

  5. Saca la cuchara de la bolsa y mirala detenidamente.

Posibles diagnósticos a partir del test realizado

De la muestra de saliva que has recolectado en la bolsa pueden darse diversos resultados, a saber:

Si la saliva está blanquecina, puede significar la presencia de algún problema respiratorio.

Si se trata de saliva amarilla (o blanca), las dificultades de la tiroides son el diagnóstico más probable.

Si sientes mal olor, puedes tener problemas orales.

En caso de que le aparezca olor a amoníaco, preocúpate por tus riñones.

Un olor leve y dulzón puede ser un indicador de diabetes.

En caso de que la saliva aparezca purpurina puede ser señal de bronquitis, colesterol alto o problemas de circulación en la sangre.

Si la saliva en la cuchara adquiere color naranja, debes prestar atención, pues podría tratarse de una condición renal crónica.

¿No sientes ningún olor especial? ¿La cuchara está libre de impurezas? ¿No identificas color alguno en la saliva? Pues entonces se concluye que todo está bien.

Recuerda visitar al médico para que, en una consulta personal, te dé un diagnóstico más preciso, según tu caso.

¿Te ha sido útil este artículo? Comparte este test de la cuchara para conocer tu estado de salud con familiares y amigos. Ayúdanos a beneficiar a más personas ¡por una Salud Eficaz para todos!

Comenta en Facebook